El solidario, un sector de $33 billones

ImprimirImprimirEnviarEnviar
En el país las cooperativas están en pleno auge, sobre todo en ciudades intermedias y hoy día cuentan con 6 millones de afiliados.
La Superintendencia de la Economía Solidaria planea un cambio de rumbo sustancial para hacer que su labor de control se enfoque más en la prevención que en el castigo a los que se salgan de la norma dentro de este, que es llamado el tercer sector de la economía y que mueve alrededor de 33 billones de pesos.
 
El titular de esa entidad, Héctor Raúl Ruiz, explica los planes.
 
¿A cuántas entidades vigilan ustedes?
En las cámaras de comercio debe haber unas 10.000 entidades del sector inscritas, pero –como se sabe– en el país hay muchas empresas que se crean y luego desaparecen, por lo cual son unas 6.000 y a nosotros nos reportan 4.000.
 
¿Por qué algunas no reportan?
Ahí hay una brecha y por eso tengo unos retos y propuestas de mejoramiento en ese sentido. Esto pasa porque muchas no tienen autorización para operar, sencillamente se registran. Pero las principales, que son 186 cooperativas financieras, sí poseen registro.
 
¿El sector tiende a crecer, o no?
Es un sector que tiende a consolidarse y a crecer en número de asociados. De hecho, está atendiendo alrededor de 6 millones de asociados y si uno los cuenta con sus familias serían más de 20 millones de personas.
 
¿Cómo ha sido la evolución en los últimos años?
De unos 4 millones de asociados de hace cinco años, pasó a la cifra actual, y se debe específicamente a que hay una fuerte tendencia al desarrollo en los municipios y ciudades intermedias. Departamentos como Santander y municipios como San Gil, Ocaña, Tunja, Ibagué, Neiva y sus alrededores, han tenido un desarrollo importante, ya que el sector cooperativo está participando activamente en el desarrollo de las regiones.
 
Fuera de las cooperativas, ¿qué otras entidades conforman el sector?
Fuera de ellas, del sector hacen parte los fondos de empleados, asociaciones mutuales y otras instituciones. 
 
¿A las cooperativas financieras también las vigilan ustedes?
Sí, también. Cinco de ellas tienen doble vigilancia, la nuestra y de la Superfinanciera. 
 
¿Por qué afiliarse a una cooperativa?
En las cooperativas uno no se puede vincular solo para pedir un crédito, sino que hay una relación de largo plazo. La cooperativas generan rentabilidad para los asociados. Hay casos en que les han aportado becas a más de mil estudiantes. 
 
¿Qué incentivos hay para la economía solidaria? 
El mero hecho de tener entidades que consoliden la riqueza y la puedan distribuir es ya un incentivo. Yo no diría que hay que dar más, sino que la promoción y supervisión de este sector deben ser una política de Estado. 
 
¿Cómo va el sector?
Hoy está consolidado y en proceso de transformación. Las cooperativas y la Superintendencia se han unido y han mejorado sus prácticas e implementado planes para evitar riesgos. 
 
¿Cuánto mueve el sector?
Son unos 33 billones de pesos en activos, que son cerca del 3% del PIB. Esto además de tener 6 millones de asociados. 
 
¿Hay cooperativas investigadas?
Sí, son más de 100 intervenidas en los últimos tres años. Cerca del 80% son de las que tenían operaciones de libranza con entidades como Estraval, Elite y Vesting Group, entre otras, por desvirtuar el modelo cooperativo y transgredir la ley. Siempre ha habido intervenciones y algunas no tienen viabilidad, porque la operación se utilizó solo para otorgar los créditos y recaudar las cuotas. Otras son por temas de gobierno corporativo y manejos inadecuados, por mencionar algunos.
 
¿Qué planes hay para mejorar la supervisión?
Vamos a pasar de una supervisión de cumplimiento a una con enfoque basado en riesgos, con unas metodologías nuevas, tecnología y capacitación a los supervisores. Así podemos afianzar la cobertura. 
 
¿Eso implica ajustes normativos?
Algunos, pero creo que se puede resolver con resoluciones internas. 
 
¿Las cooperativas de dónde obtienen recursos? 
De los mismos que les ponen sus asociados.